Ardo en frío contradicción – Inertia Creep

Existen verdades incómodas, mientras tengamos oídos sensibles.

Inertia Creep

Una foto, una canción que al colisionar, crean un post. (Música, al pie)

Me hago una selfie*, ya que quiero estar al día con la tendencia, aunque desapruebo todo lo que se hace en masa.
Porque todo el mundo sabe, que aquel elefante dentro de una serpiente boa, no es un sombrero, todos menos yo, que no soy una persona leída, ya que al no haber leído al Principito, nunca podría serlo. Incluso podría confesar que, nunca me he enamorado de un personaje.
Por suerte tengo otras alternativas, como citar frases sacadas en redes sociales, sin haber chequeado la fuente, porque quiero convertirme en sabía rápidamente, no por pereza, NO, simplemente  no quiero perder el tiempo. La vida es muy corta, por eso la miro por una pantalla.
Tengo nauseas por un exceso de emociones que siento, casi con ansías de devolver  emociones imprecisas, un poco apáticas, casi neutras pero enérgicas. Es un sentimiento que reconozco, pero no recuerdo, y las que sí recuerdo, no puedo sentir. Tanta neutralidad emocional se está volviendo abrumadora.

No, leerme no es fácil, pero tampoco soy de lectura ligera, y aún así hay 3 cosas que podrías saber de mi:
Tengo una memoria, memorable.
Y que camino muy rápido, inalcanzablemente, sea literal o metafórica.
¿Inalcanzablemente? La prueba de que no soy una persona leída, aunque creas lo contrario. Ya me has titulado, encasillado, etiquetado, sobrestimado, cargado de una responsabilidad, comprometido, obligado y por ende, privado de libertad, del libre albedrío.

Otra cosa que tienes que saber de mí, es que siempre creo que hay tiempo para otro final, por más que mi frase de cabecera sea “Einmal ist Keinmal

doch Zweimal ist einmal zuviel.

¿Porqué creo eso? Pues la esperanza es algo terrible, puede hacerte enloquecer, por más que sea lo último que perdamos. ¿Al final qué perdemos, la cordura o la esperanza?

¿Qué es la esperanza? Sí fuese una persona leída, diría que es la confianza en que ocurrirá o se logrará lo que uno desea, pero como no lo soy, lo googleé.
Y yo al ser tan rápidamente sabía (para no perder el tiempo), me quedo esperando, confiada  de que lo que espero, ocurrirá, es mi destino.

Esperanza y destino, un dúo fascinante, debatible. Perdón, es que me gusta debatir, hasta que me contradicen.
Tener esperanza de que el destino proveerá … qué cosa más sádica, y no sólo por el hecho de que cuando llegue el destino, ya habrás enloquecido, sino que además, cargarás con todo su peso. El destino es todo lo contrario a la libertad de elección, y yo veto las contrariedades.

Siento asco por el destino. Ese concepto es de perezosos, de cobardes. De aquellos que eligen ver pasar el tiempo delante de ellos, esperando algo impredecible, incierto, para luego quejarse de lo injusto que fue el destino con ellos. Es mucho más fácil preguntar “¿porqué me haces esto?” que “¿porqué me hago esto?
Ah, pero no me gusta etiquetar, y estoy al favor del libre albedrío. Aún así, me dejo llevar por señales.

Cuando llueve, es tu elección empaparte o ponerte bajotecho, y si no tienes algo que te cubra, recuerda que fue tu elección haber aparecido bajo la lluvia. Y cuando crees que no hay más nada que hacer, pues te equivocas, queda el hecho de disfrutarlo. Al fin y al cabo, la lluvia fertiliza la tierra. Lo que quiero decir, es que somos responsables de todo lo que nos pasa, absolutamente de todo. Es como tener un paraguas cerrado en un día de lluvia y quejarse de qué te estás empapando.

Por suerte podemos elegir, por eso sufrimos. Queremos y sufrimos, pero qué mejor prueba de vida que el sufrimiento?
¿Haz encontrado la contradicción? Bien, SIGUE.
La contradicción es el motor del mundo, y de tu mente. Piensa, elige.

Pero si existe una falta de valor, de coraje o de fuerzas, fluye. ¿Has encontrado la contradicción o la semejanza? PUES FLUYE, no escuches esa voz interior, al instinto, la poca parte animal que nos queda, el razonamiento pronto lo extinguirá.

Me gusta lo excéntrico, y es por eso que soy íntima con mi monstruo instintivo. Éste me protege de lo que más temo, del “¿y qué hubiese sido si?”. ¿Sabes? la soledad también puede ser … una llama.
Temo muchas cosas, entre ellos es perder la sensación de libertad, ya que la libertad verdadera, nos es desconocida. Y al ser una persona tan poco leída, no me doy cuenta que ya no soy libre. ¿Porqué? Por que temo, temo muchas cosas, y el temor esclaviza, esclaviza tanto como la incertidumbre del “¿y qué hubiese sido si?”
Pero mi monstruo me ayuda, me guía, me vuelve impulsiva. Me recuerda que no tengo nada por perder, y todo por ganar.  Es por eso que voy  más allá de mí. Intento todo, para así evitar plantearme la anterior cuestión. No seré libre, pero hoy puedo sentir paz, paz de saber que todo lo que me ha pasado, fue por mi elección, y que he dado lo máximo de mi. Es una paz lapidaria.
Lo inconcluso se lo dejo a Schubert, no puedo lidiar con una sinfonía inconclusa, aunque la inconclusividad tiene su encanto.

Será, espero, el último post de esta índole. Volverá a ser lo que debía ser esto, un blog sobre viajes. Y se vienen muchos. 

*No es mi primer selfie, la primera ha sido a medías, compartida con mi amigo Alexis, aquí y mentiré si no digo que aquí también. 

Advertisements
Categories: Uncategorized | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Marikowskaya.com

This girl only sleeps with butterflies

Planeta Tour

Un blog para los que aman el arte de viajar

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

Kommon Blog

Free The Writers

The World is my home

Recorre conmigo este blog, el mundo es mi casa y aún quedan muchas habitaciones por abrir

%d bloggers like this: